Ir a sitio de UAM

El sueldo es la principal fuente de motivación que tenemos los empleados de una organización para levantarnos cada mañana y salir a trabajar, y muchas veces nos preguntamos qué es lo que decide cuánto debemos ganar; a pesar que no lo tenemos claro, poco nos preocupamos por averiguarlo.

Definir cuánto ganás vos, tus compañeros y tus superiores, no es tarea fácil para el área de Recursos Humanos de cada organización ya que deben tener en cuenta distintos criterios para establecer el valor de tus funciones, el tiempo que invertís y, por supuesto, tus atestados académicos. De hecho, existen profesionales dentro de una misma empresa que desarrollan las mismas funciones, pero ganan distinto y eso no es sinónimo de injusticia, sino de criterios basados en competencias y aporte.

Tanto agencias de reclutamiento alrededor del mundo como gerencias de RRHH de diversas organizaciones coinciden en que los factores que influyen en el establecimiento de salarios se reducen a los siguiente:

  1. Competencias: Las competencias, tanto profesionales como de desarrollo de habilidades blandas, son el principal y más importante criterio a la hora de definir cuánto vas a ganar. Si bien es cierto los títulos universitarios son importantes, estos deben ser complementados por actualizaciones profesionales y atados a las competencias “actitudinales”, que incluyen la personalidad del empleado y su capacidad para relacionarse con el resto.
  2. Funciones del puesto: Las funciones a desarrollar, que ya deben ser predeterminadas por la organización, son parte de la base -luego de las competencias- del criterio salarial. Aquí debe evaluarse el esfuerzo, el peso de las responsabilidades y el tiempo a invertir. Para determinar la escala salarial de puesto a puesto también se tienen que detallar las diferencias esenciales entre los cargos, tanto cualitativa como cuantitativamente, dijo Paola Carpio, gerente comercial de Recursos Humanos de Ofis a un medio internacional.
  3. Formación: La formación continúa siendo un criterio de valor para decidir el salario de los colaboradores. Además, las organizaciones están exigiendo profesionales con altos grados universitarios y fomentando el estudio de carreras complementarias que amplíen las habilidades teóricas y prácticas de los trabajadores.
  4. Edad: Actualmente los profesionales jóvenes están siendo mayormente demandados por las organizaciones, pero, estos son los más difíciles de retener por lo cual las empresas deben establecer ofertas salariales verdaderamente atractivas para ellos debido a que poseen grandes expectativas y poco temor a cambiar de un trabajo a otro. Si el departamento de RRHH quiere conservar un activo joven, deben hacerlo sentir cómo, seguro y remunerado.

Si estos son temas de interés para vos y te sentís en la capacidad de desarrollar estrategias de gerencia de personal, es hora que te sumés a nuestro técnico en Talento Humano. Solicitá información aquí