Ir a sitio de UAM

Tomar un puesto de gerencia en una empresa resulta sumamente atractivo para los jóvenes profesionales y, por eso, se debe contar con la información necesaria para poder lograrlo, ya que el cargo del Chief Finance Officer (CFO) se caracteriza por tener una amplia visión de todo lo que ocurre en la empresa encargándose tanto de la gestión, el control y el análisis financiero.

 

Para alcanzar este puesto, es necesario tomar en cuenta los siguientes consejos:

 

  1. Obtené la preparación académica necesaria: En su mayoría, los directores de finanzas tienen una especialización en negocios, economía, finanzas o administración.

 

  1. Mantenete en constante actualización: Es importante que los directores de finanzas comprendan el panorama general de un negocio, lo cual abarca la tecnología, los canales de distribución, las relaciones públicas y otras habilidades.

 

  1. Buscá un sector que te guste: Un director financiero no pasará inmediatamente de la universidad a un puesto como director de finanzas, deberá tener otros empleos en donde adquiera experiencia y para eso debe elegir un sector que lo apasione.

 

  1. Solicitá capacitaciones en múltiples áreas: No se debe encasillar en un solo lugar o puesto, sino solicitar experiencia en otros departamentos de la empresa.

 

  1. Entendé el modelo de negocio: Algunas de las tareas del director financiero son la optimización de flujos de caja o la reducción de costes, esto implica la necesidad de entender profundamente el modelo de negocio de cada empresa para poder tomar las decisiones adecuadas.

 

  1. Adaptabilidad: El cambio es la única constante en esta vida y el CFO tiene que tenerlo siempre presente.

 

  1. Sé un líder y tené visión a largo plazo: El liderazgo es una de los dotes más demandados de un director financiero; al fin y al cabo, no deja de ser una posición de dirección.

 

  1. Sé una persona discreta y con valores éticos: Por las manos de un director financiero pasa una gran cantidad de información sensible que, en muchos casos, seguramente no tendrá que salir de la propia empresa en la que desarrolla su trabajo.

 

  1. Sé un buen negociador: Una de las tareas diarias más importantes de un director financiero es el negociar las mejores fuentes de financiación para la empresa, una responsabilidad de vital importancia.
  2. Capacidad de administrar el riesgo: Ser capaz de reconocer, cuantificar y administrar con confianza el riesgo, esto ayudará en la toma de decisiones de la dirección.

Te invitamos a leer: Retos empresariales para el 2020 y cómo adaptar las compañías a un mundo digitalizado


¿Te interesan estos temas? En UAM podemos ayudarte a que te desarrollés como uno de estos profesionales que dominan el mundo empresarial. Conocé nuestros programas que te acercan este objetivo, aquí. 

relacionados

Técnicos

4 razones para considerar la educación en metodología virtual

Leer más
Técnicos, Administración de Empresas

Es hora de complementar tu carrera con formación técnica en Administración

Leer más