Ir a sitio de UAM
Feliz cumpleaños a la República de Costa Rica y gracias a los Afrocostarricenses por existir

El 31 de agosto de cada año no es un día cualquiera para nuestro país. De hecho, puede que sea la segunda fecha en importancia política, cultural y de identidad más importante del año después del Día de la Independencia. Aunque para muchos signifique una quincena más en el bolsillo o el final del octavo mes del año, el peso de esta fecha es gigante en nuestra historia.

¿Por qué?

En este día coinciden dos celebraciones importantes y las mencionaremos en este blog en orden cronológico de la siguiente manera:

Primeramente y por si no lo sabías, antes de 1848 Costa Rica no era considerada una república como lo es actualmente a pesar de que ya éramos libres e independientes desde 1821. En aquel entonces, formábamos parte de la República Federal Centroamericana, y nos reconocían como un estado de esta “gran nación”. No teníamos presidente, sino, jefe de estado y nuestro rango diplomático era menor. Sin embargo, el Estado de Costa Rica ya gozaba de la división de los poderes republicanos (Legislativo, Ejecutivo y Judicial).

 En 1838, con Braulio Carrillo a la cabeza, Costa Rica abandonó la Federación y para 1839, casi todos los demás países nos habían seguido el paso. En 1842, cuando Francisco Morazán gobernó por algunos pocos meses, tuvo el intento de reintegrar a la “gran República Centroamericana”, pero debido a su rápida salida del ejecutivo, esta idea quedó atrás.

Fue en 1848 cuando José María Castro Madriz ocupaba el cargo de Jefe de Estado que rompió todo vínculo con el resto de la Federación y el 31 de agosto de ese año, fundó, por fin, la República de Costa Rica con total soberanía e independencia. Desde ese momento, Madriz cambió su título de Jefe de Estado a Presidente de la República.

En segunda instancia y más de 130 años después, durante la década de los 80´s, el entonces Presidente de la República, Rodrigo Carazo Odio, decretó la celebración del Día del Negro y la Cultura Afrocostarricense con lugar el 31 de agosto de cada año.

“Así se recogía la tradición que había establecido Marcus Garvey, quien había exaltado la cultura negra en la primera mitad del siglo XX, y que había tenido presencia en la región caribeña atlántica del país en la década de 1920-1930, y que propiciaba con esta fecha el respeto, el orgullo, el cultivo de la tradición y la herencia cultural africana, de manera que se reconozcan los aportes del sector social afrocaribeño costarricense en la cultura nacional”, comentó el historiador Vladimir de la Cruz a un medio nacional.

Además, el establecimiento de esta fecha representaba un hito en la época en la lucha contra cualquier tipo de racismo y segregación social ya que, durante varios siglos, desde la introducción de los negros como esclavos en 1650 y hasta 1970 cuando ya no existía la esclavitud en nuestro país, esta comunidad sufría de restricciones para transitar y habitar con libertad en el territorio nacional, ocupando mayormente las periferias y en menor medida el Valle Central.

Por tal motivo, reiteramos que el 31 de agosto no es un día cualquiera y desde UAM, queremos desearle un feliz cumpleaños a la República de Costa Rica y unirnos a la celebración del orgullo de ser Afrocostarricense. ¡Gracias por su cultura, sabor y trabajo!